30 de marzo de 2020

 

Como corporación cuya principal finalidad es la defensa de los intereses del comercio, la industria y los servicios de la provincia de Badajoz, para la Cámara de Comercio de Badajoz participar en iniciativas como el proyecto Interreg POCTEP IBERICC Global, que promueve la competitividad de las industrias culturales y creativas mediante el impulso de nuevos modelos de cooperación empresariales para el sector, especialmente en cuanto a la internacionalización.

El término industria cultural se refiere a aquellas industrias que combinan la creación, la producción y la comercialización de contenidos creativos que sean intangibles y de naturaleza cultural.

La internacionalización es uno de los pilares básicos de la actuación de la Cámara. El objetivo prioritario de las Cámaras de Comercio es mejorar la competitividad de las empresas españolas, favoreciendo su internacionalización y reforzando la formación de los trabajadores.

Para ello, se llevan a cabo numerosas acciones de promoción del comercio exterior, formación en materia exportadora, asesoramiento a las empresas, búsquedas de nuevos mercados etc.

Por ello es importante participar en este tipo de iniciativas, las cuales impulsan la competitividad de empresas culturales extremeñas, además de promover su expansión y presencia internacional.

Las industrias creativas constituyen un componente cada vez más importante en las economías postindustriales basadas en el conocimiento. No sólo contribuyen al crecimiento económico y la creación de empleo, sino que también actúan como elementos vehiculares en la transmisión de la identidad cultural, aspecto éste esencial no sólo para preservar la cultura, sino que esta es en sí misma un aspecto a considerar en el desarrollo de las economías.

Por su parte, en Extremadura las ICCs generan una cantidad ínfima de puestos de trabajo, muy por debajo de la media nacional o europea (1,7% del empleo – a través de más de 1600 pequeñas ICCs que representan el 1,5% del número de empresas del país) y por debajo de otras regiones de su entorno. En cuanto a la actividad económica en la cual desarrollan sus acciones las empresas culturales extremeñas, destacan por encima del resto las dedicadas a la prestación de servicios, con un 69,24% del total empresarial cultural en 2015, seguidas muy de lejos por aquellas empresas dedicadas al comercio y el alquiler.

Las ICCs del territorio hispano-luso tienen un tamaño, por lo general, muy reducido, y escasos recursos para la promoción internacional. Sobreviven gracias a su creatividad, calidad y profesionalidad, a pesar de encontrarse fuera de los grandes centros económicos que suelen acoger la mayor parte de los agentes del sector (cadenas de televisión, Ministerios, Grandes Ferias y Festivales, Centrales de distribución, Agencias, etc.). Es importante pues acompañarles y ofrecerles la oportunidad de presentar sus proyectos fuera del territorio, con el fin de obtener una serie de beneficios y retornos no solamente económicos, sino también de cara a reforzar su competitividad y presencia internacional.

El entorno global, con sus tecnologías en constante evolución y la creciente globalización, supone un desafío para la competitividad de Europa. Las ICCs tienen el potencial de contribuir a la respuesta europea a este desafío, sobre todo mediante la creatividad y la innovación que generan. No obstante, como ocurre con otros sectores económicos del territorio transfronterizo España-Portugal, para el desarrollo de las ICCs es necesario incrementar la búsqueda de socios con los que desarrollar actividades en común y. En este sentido, es necesario mejorar el acceso de las PYMEs (y en su gran mayoría, las micro-empresas) locales a nuevos mercados, especialmente exteriores, y ayudarlas a desarrollar estrategias empresariales que favorezcan la mejora de su competitividad y en el aumento de la calidad de las producciones culturales que realicen.

Por otro lado, recientemente ha surgido el término “economía creativa” como manera de poner de manifiesto la importancia que la creatividad tienen en el desarrollo económico y social de un territorio, y en ello se hace necesario incluir tanto a empresas de carácter convencional como a empresas emergentes en el ámbito artístico, cultural, del ocio, el entretenimiento y los contenidos.

Además, la revolución digital ha supuesto una enorme transformación en la forma de crear, producir y consumir cultura, por lo que la innovación se ha hecho imprescindible en las industrias culturales, pero también en la economía en general, introduciendo valores como el diseño y la diferenciación.

A través de IBERICC Global queremos dar respuesta a estos nuevos retos que surgen de la unión entre cultura, creatividad, tecnología y empresa, con la mirada puesta en la internacionalización y en la cooperación entre empresas culturales y creativas, dando lugar a coproducciones internacionales, principalmente hispano-lusas. Y la Cámara de Comercio de Badajoz es un excelente punto de encuentro donde confluyen todos estos aspectos.

Desde esta Corporación se fomentan acuerdos de colaboración con diversos agentes internacionales y se llevan a cabo encuentros transfronterizos y proyectos de cooperación conjunta, mediante actividades de promoción y marketing empresarial, captación de inversores o misiones empresariales internacionales.

Las instituciones, los agentes sociales, las diferentes administraciones y demás entidades desempeñamos un papel muy importante en el impulso de todo esto; y el desarrollo de iniciativas como el proyecto IBERICC Global son fundamentales para su consecución.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario